Advertisement
  1. Music & Audio
  2. Composition

Introducción a las cadencias

Scroll to top
Read Time: 10 min

Spanish (Español) translation by Gianella (you can also view the original English article)

La cadencia es un elemento fundamental en cualquier progresión armónica. Las cadencias suelen aparecer de forma natural sin que seas consciente de ellas, pero si entiendes cómo y por qué las utilizas (y cómo puedes evitar usarlas), tendrás un control más sofisticado sobre la forma y la dirección dramática de tu música.

Tutorial reeditado

Cada ciertas semanas, revisamos algunas de las publicaciones favoritas de nuestros lectores en todo el historial del sitio. Este tutorial se publicó por primera vez en diciembre de 2009.

Empezaremos este tutorial examinando qué es una cadencia, para luego ver algunas de las cadencias tradicionales más comunes. Concluiremos viendo un par de ejemplos de cadencias reales en el contexto musical.

¿Qué es una cadencia?

La descripción más común de una cadencia hace referencia a un signo de puntuación musical. Al igual que los signos de puntuación en la escritura, las distintas cadencias tienen efectos diferentes: pueden ser firmes como un punto; pueden ser más parecidas a una coma, que toma un respiro pero continúa con la idea; ¿las cadencias pueden dejarnos con una pregunta?; en realidad, ¡te pueden sorprender!, e incluso pueden usarse de forma incorrecta, lo que provoca un efecto perturbador o decepcionante.

Las cadencias ayudan a crear el ritmo y la fluidez de la música, pueden servir para que el oído del público descanse al final de una frase o para ayudarle a entender la forma de su música, marcando claramente las diferentes secciones.

Normalmente, hay cuatro tipos de cadencias que se estudian con más frecuencia en el análisis musical: la cadencia auténtica, la cadencia plagal, la semicadencia y la cadencia engañosa.

La cadencia auténtica

El tipo de cadencia más común y básico es la cadencia auténtica, que se presenta en dos tipos: la cadencia auténtica perfecta (PAC) y la cadencia auténtica imperfecta (IAC). Una cadencia auténtica es aquella que se mueve de la dominante a la tónica, es decir, del V al I. Se considera perfecta si la tónica está en la voz melódica superior, y se considera imperfecta si un tono distinto a la tónica está en la voz melódica superior.

Escuchemos un ejemplo de cada uno, empezando por la PAC:

Cuando llegamos al I acorde, hay una sensación de reposo y conclusión. Compáralo con la IAC:

La IAC es muy similar a la PAC, pero hay una sutil sensación de que es menos conclusiva. Como regla general, la IAC es más útil para terminar una frase en medio de una sección. Como parece más conclusiva, la PAC es más útil para terminar una sección entera. Puedes verlo así: ambos tipos de cadencia auténtica son un punto, pero mientras que la IAC termina una frase, la PAC termina un párrafo.

También observa las diferencias entre tener la tercera en la voz superior y tener la quinta en la voz superior. Rimsky-Korsakov describe un voicing con la tercera en la melodía por ser más dulce. ¿En qué se diferencia el voicing con la quinta en la melodía?

La cadencia plagal

La cadencia plagal va del IV al I acorde. Muchas veces se le llama cadencia "Amén" porque es como terminan muchos himnos tradicionales. Tiene un sentimiento más cálido y femenino que la cadencia auténtica.

Aquí tenemos una cadencia plagal comúnmente utilizada para terminar un himno:

La cadencia plagal es generalmente más débil que una cadencia auténtica. Hay menos impulso como el de la dominante a la tónica. En su lugar, tenemos más bien una sensación de relajación, tal vez como si nos acostáramos a descansar. Es una cadencia menos contundente y más tranquila.

La semicadencia

La semicadencia termina una frase en el V acorde, dándole el sentido de una coma o un signo de interrogación. Aunque hay una sensación definida de pausa y reposo, también hay una sensación de estar incompleta. La semicadencia sugiere que hay que decir algo más, ya sea una continuación o una frase de respuesta.

Aquí hay un ejemplo de una semicadencia de Beethoven. Te sugiero que empieces escuchando solo la primera frase, y pon atención a la sensación de que necesitas algo más, asegúrate de percibir esa sensación de estar incompleta. Luego, escucha las dos frases juntas para ver cómo la semicadencia plantea una pregunta y luego hay una respuesta.

La cadencia engañosa

La cadencia engañosa (o rota) es el punto en el que realmente puedes empezar a divertirte. En una definición amplia, una cadencia engañosa es cualquier cadencia que no va hacia donde esperas. Por lo tanto, engaña tus expectativas.

La mejor manera de crear una cadencia engañosa es con un acorde de dominante. Una cadencia engañosa no tendrá éxito a menos que hayas establecido claramente una expectativa en el oído de tu público. La tendencia natural de un acorde de dominante a pasar a la tónica es tan fuerte que resulta la forma más fácil de crear una expectativa y sorprender al público al no cumplirla.

El efecto de la cadencia engañosa puede ser bastante dramático dependiendo del acorde en el que se aterrice. Una cadencia engañosa más suave se moverá a un acorde que aún está estrechamente relacionado con la tónica, como el VI acorde (Am en la clave C). Pero, se producirá un cambio más dramático al moverse a un acorde más distante.

Aquí tienes un ejemplo de una cadencia engañosa común, pasando de V a VI. Inclusive pondré el sentido de C como la tónica para que el cambio sea evidente.

Es inesperado pero nada raro. El VI acorde es diatónico para la tonalidad y por eso es una variación y una sorpresa a la vez.

Aquí tenemos una cadencia que pasa de V a BVII, creando un efecto mucho más inesperado. Mientras que la cadencia de V a VI era una digresión agradable, este es un cambio dramático de los hechos.

Sin cadencia

A veces, en casos especiales, quizás no quieras definir tus secciones o tener un momento de reposo. Permíteme enfatizar la palabra a veces. En general, la respiración y el fraseo son fundamentales para la buena música y solo deberías evitar una cadencia si estás perfectamente consciente de que lo estás haciendo y si se ajusta a tus intenciones.

Un ejemplo famoso de armonía inestable es el preludio de Tristan und Isolde de Wagner (así es, fans de la música pop, vamos a aprender algo de ópera). Escucha los primeros compases y observa que nunca hay una cadencia armónica, es decir, que la armonía en realidad nunca reposa. Exacto, la música hace pausas para respirar, pero eso es solo porque los reposos en realidad están escritos. Desde el punto de vista armónico, la música no se detiene.

En una cadencia reconocible, estaríamos de repente en una tonalidad determinada. En cambio, Wagner evita las cadencias para dejarnos deambular.

Esta es una técnica extremadamente útil, sobre todo para los compositores de películas. El hecho de ser consciente de cuándo utilizar o no una cadencia te permite controlar mucho más la dirección dramática de tu música. Si pretendes que el público se sienta inquieto y quieres que el suspenso de una escena se prolongue, retener una cadencia es una forma muy eficaz de conseguirlo.

Entonces, ¿cómo utilizarlas?

Como siempre, la teoría no tiene sentido si no se puede poner en práctica. Veamos algunas formas diferentes de utilizar las cadencias para conseguir distintos efectos y comprender más a fondo lo que pueden hacer.

When I'm Sixty Four

Primero, te daré un ejemplo muy sencillo de una semicadencia y una auténtica cadencia perfecta. Los 8 compases iniciales de When I'm Sixty Four (Cuando tenga sesenta y cuatro años) no utilizan más que un acorde de I y V. La primera frase pasa de la tónica a la dominante, deteniéndose en una semicadencia, y luego la segunda frase pasa de la dominante a la tónica, cayendo en una cadencia auténtica. Lo más importante que debemos recalcar aquí es que, si aún no sentías el fraseo, la letra va a la par.

La frase de apertura, que termina en la semicadencia, es "When I get older, losing my hair many years from now..." Muy bien, ¿qué pasa después? Hemos creado una escena, pero la frase está incompleta. Aquí la semicadencia se comporta como una coma.

Luego, completamos la idea con "Will you still be sending me a Valentine, birthday greetings, bottle of wine?" Los más meticulosos podrían argumentar que "esto termina con una pregunta", pero lo que realmente tenemos aquí es una afirmación completa. Si es necesario, piensa que es una pregunta retórica que no está pidiendo una respuesta.

Aquí, lo que hay que destacar es que la semicadencia establece una frase incompleta, y la cadencia auténtica la cierra.

El uso de cadencias engañosas

Veamos algunos ejemplos de cómo podemos utilizar las cadencias engañosas y hacerlo más divertido para el público.

Escucha los primeros compases de los temas principales de Mi pobre angelito (Home Alone) de John Williams.

Nos transporta a una bonita y cálida melodía en la tonalidad de D mayor. La última nota de la melodía, un E, implica un acorde de A mayor y evidentemente esperamos que caiga en el acorde de D. En su lugar, caemos en Dm, lo que desafía nuestras expectativas, pero también resulta una agradable sorpresa. Williams nos ha preparado para que pensemos que todo va a ser cálido y difuso en los primeros segundos y luego nos pone patas arriba para dejarnos muy claro de que se trata de una película traviesa.

Otro gran ejemplo de cadencia engañosa se utiliza en la primera melodía de la partitura de Joe Hisaishi para El viaje de Chihiro (Spirited Away). Puedes escuchar el tema aquí, pero también te animo a que veas la película.

El momento crítico de este tema ocurre en el minuto 2:07. En este momento, se ha creado un gran acorde cálido de G7 y la melodía nos lleva claramente a un C, lo que nos hace esperar lógicamente que el acorde que viene es un C mayor. Pero en lugar de eso, nos encontramos con un acorde totalmente inesperado, que según mi opinión es un Fmaj7#4. Mientras que el ejemplo de Mi pobre angelito era un poco sorprendente, este acorde es totalmente inesperado, nos despista por completo, y de forma dramática podemos sentir que algo es diferente.

Es muy importante tener en cuenta lo que sucede en la película en este momento. La familia ha estado conduciendo en un carro, dirigiéndose a su nuevo hogar. El padre toma una curva equivocada, y por un momento se detienen a pensar qué hacer. La cadencia engañosa termina con la decisión de tomar de todos modos el camino equivocado, como si fuera un "atajo".

Si la música hubiera caído en C mayor como se esperaba, la decisión no se sentiría para nada equivocada y, en realidad, es muy probable que se sintiera muy agradable y completa, habría parecido que nos dirigíamos a casa. En cambio, debido a la cadencia engañosa, podemos sentir claramente que algo no está bien. En lugar de una sensación de plenitud, sabemos que aún hay más.

También, vale la pena señalar cómo termina la melodía. En el minuto 2:56, nos encontramos con otra cadencia engañosa. El carro se desplaza por la carretera a 160 kilómetros por hora y la música crea una gran acumulación en un D7, haciéndonos creer que estamos a punto de estrellarnos contra un acorde Gm. Sin embargo, en lugar de estrellarse, el padre frena de golpe. En ese momento, el D7 no pasa al esperado Gm, sino a un Bbm. Esta cadencia engañosa acentúa el momento dramático, dejándonos claro que pisar el freno es un momento significativo y que nos lleva en una dirección diferente a la del inevitable choque de un Gm.

Conclusión

Las cadencias son un concepto básico en el fraseo musical, pero un adecuado control y conciencia de ellas puede sumar capas sorprendentes a la fuerza dramática de tu música. Los compositores de películas pueden prestar especial atención a la forma en que las cadencias pueden crear, satisfacer y desafiar nuestras expectativas, así como controlar nuestras reacciones del drama.

Advertisement
Did you find this post useful?
Want a weekly email summary?
Subscribe below and we’ll send you a weekly email summary of all new Music & Audio tutorials. Never miss out on learning about the next big thing.
Advertisement
Looking for something to help kick start your next project?
Envato Market has a range of items for sale to help get you started.