Advertisement
  1. Music & Audio
  2. Music

La guía del guitarrista para ser tutor: parte 1

Scroll to top
Read Time: 5 min

Spanish (Español) translation by Carlos (you can also view the original English article)

Si has tocado por algún tiempo, quizá estés pensando en expandirte hacia la tutoría. Además de ser una actividad socialmente gratificante, puede resultar una fuente decente de ingresos adicionales.

Antes de decidir volverte un tutor, primero debes evaluar si deberías serlo.

Idoneidad

Enseñar alguna habilidad se puede ver como una extensión lógica del aprendizaje. Si tienes la capacidad de realizar una tarea, te beneficia a ti y solo a ti. No obstante, al enseñar esa destreza a otros, este beneficio se extiende mucho más.

Los músicos, especialmente aquellos que dedican muchas horas a perfeccionar su arte, por consiguiente, tienen mucho para aportar a los que recién comienzan.

Si eres un guitarrista consumado, no necesariamente significa que serás un excelente tutor. En síntesis, hay una serie de habilidades requeridas además de tu destreza con el instrumento.

Paciencia

Esto lo necesitarás en abundancia. Debes entender que, por obvio que sea un concepto o procedimiento para ti, lo que estás describiendo a otra persona puede parecerle completamente extraño o sinsentido.

Por ejemplo, cuando mi tutor me explicaba los acordes de la barra en forma de A, me demostró la forma que mi tercer dedo necesitaría lograr. Mi respuesta fue: «Lo siento, mi dedo no está diseñado para hacer eso».

En lugar de decirme que dejara de quejarme y que hiciera lo que se me indicó, me explicó por qué su método, por difícil que pareciera al principio, era lo que debía seguir, y estaba en lo correcto. En mi propio tiempo como tutor, he tenido conversaciones similares en varias ocasiones, asi que puedo aprovechar la experiencia tanto como estudiante y como tutor.

Esto nos lleva a mi siguiente punto.

Empatía

Debe tener, o cultivar, la capacidad de ver cualquier situación desde el punto de vista del alumno. Esto te ayudará a entender por qué algo se les está dificultando, ya sea físicamente o tal vez con el concepto que estés presentando.

A medida que avances en tu carrera, podrás citar ejemplos a los estudiantes de cómo enfrentaste el mismo problema que están experimentando ahora. Créeme, verás algunos momentos muy familiares que resonarán con tu propio viaje.

Motivación

Los estudiantes pueden desanimarse porque «tú haces que parezca tan fácil». Diles que no siempre ha sido así, solo que estás un poco más avanzado en términos de experiencia y que has aprendido que lo que parece imposible hoy, mañana no necesariamente será así.

Justificación

Un estudiante mío una vez me manifestó su interés en convertirse en tutor. Les pedí que fingieran que yo era un principiante absoluto, y les pregunté qué me enseñarían primero.

Levantando la guitarra, el estudiante dijo: «Bueno, probablemente empezaría con un acorde de sol ...».

Deteniéndolos, les pregunté: «Bien, ¿por qué hay que colocar los dedos en esa forma, qué es “sol” y qué es un “acorde”?».

Luego de unos momentos, el estudiante se dio cuenta de que no podían responder adecuadamente mis preguntas.

La lección aquí es: para ser un tutor efectivo, debes poder justificar todo lo que dices.

Por esta razón no todos los guitarristas son aptos para la tutoría. A lo largo de los años me he encontrado con varios intérpretes, indiscutiblemente talentosos, que son los tutores más terribles, simplemente porque no pueden explicar cómo o por qué funciona lo que están demostrando.

Analogía

En términos de hacerse entender, «una sola talla no se ajusta para todos».

Con eso, quiero decir que no puedes tener una sola respuesta o solución común a la pregunta o problema de un estudiante. Si lo que dices no tiene sentido para ellos, tendrás que encontrar otra manera de explicarlo.

Por ejemplo, los estudiantes frecuentemente persiguen el método más fácil sin darse cuenta que esto limitará su capacidad para lograr lo que sigue. De esta forma, tocar la guitarra es como el ajedrez, ya que el movimiento que haces ahora es a menudo menos importante que la manera en que preparas movimientos posteriores.

Cuando expliques una idea, aclara que entiendes sus razonamientos y, por tanto, por qué tiene sentido para ellos. Demuestrales por qué tu método, por más difícil que parezca, finalmente resultará más beneficioso.

Y los más importante, hazlo de una manera que lo entiendan fácilmente. Encontrar «la clave» para su comprensión es vital, así que debes ser flexible y pensar rápidamente.

Nivel

Continuando con el punto anterior, cada persona es diferente, especialmente cuando se trata de su edad, su nivel general de inteligencia y cómo aprenden. No se pueden comparar los logros de un estudiante con otro en función de factores tan espurios como la edad: he conocido a niños dotados y adultos desesperados por igual.

Trata a cada persona como tal, debes estar atento a la velocidad a la que aprende y adaptarte en consecuencia. Debes estar preparado no solo para replantear lo que estás indicando, sino también para revisar tus objetivos de lo que es posible lograr en una lección.

Honestidad

Habrá momentos en los que te pregunten sobre una pieza en particular, o tal vez una duda sobre teoría, y realmente no sepas la respuesta.

No trates de fingir solo por orgullo. Si inventas una respuesta, estarás dañando el conocimiento de tu estudiante. Además, si se enteran, la confianza que te tienen será comprensiblemente afectada.

Si no sabes algo, admítelo. Pero comenta que lo averiguarás a tiempo para su próxima lección. El alumno apreciará tu honestidad, así como el hecho de que acabas de demostrar que eres humano y que puedes corregir algún déficit en tu conocimiento.

Conclusión

La tutoría puede ser una experiencia increíble, y cambiarle la vida a alguien como consecuencia. Sin embargo, no se adapta a todos, así que considera si puedes conseguir lo siguiente:

  • Paciencia
  • Empatía
  • Motivación
  • Justificar cada punto que expliques
  • Crear métodos de comprensión.
  • Adaptarte a las necesidades de cada alumno.
  • Ser honesto cuando no sepas algo

En el próximo tutorial, veremos lo que necesitarás para iniciarte como tutor de guitarra.

Advertisement
Did you find this post useful?
Want a weekly email summary?
Subscribe below and we’ll send you a weekly email summary of all new Music & Audio tutorials. Never miss out on learning about the next big thing.
Advertisement
Looking for something to help kick start your next project?
Envato Market has a range of items for sale to help get you started.