Unlimited royalty free music tracks, footage, graphics & courses! Unlimited asset downloads! From $16.50/m
Advertisement
  1. Music & Audio
  2. Mixing & Mastering
Music

Una Guía para Masterizar Su Proyecto de Audio - Parte 1

by
Difficulty:BeginnerLength:ShortLanguages:
This post is part of a series called A Guide to Mastering Your Audio Project.
A Guide to Mastering Your Audio Project - Part 2

Spanish (Español) translation by Samuel Rivera (you can also view the original English article)

Masterizar es la última etapa en la producción de música antes de que las pistas salgan al mundo.  Es una etapa iiimportante.  Si se salta, es casi garantizado que tus pistas suenen 'débiles' en comparación con material comercial similar.

Existen muchas decisiones creativas que aportan a crear una mezcla exitosa.  Si todo ha salido bien en tu proyecto durante la etapa de mezclar, debes tener un número de archivos estéreo que suenan muy bien al ser escuchados en el sistema de bocinas que poseas. Pero hay una última etapa que completar, y más que antes nadie la puede obviar.  ¡Masteriza tus pistas adecuadamente!

An unmastered stereo wave
Una onda de estéreo sin masterizar
A typical mastered stereo wave
Una onda estéreo masterizada típica

¿Qué Es Masterizar?

Algunos años atrás, masterizar era algo considerado por muchos como una técnica para estudios de alto rango con un presupuesto alto que podían invertir decenas de miles de libras en equipo especializado y ambientes de audición diseñados profesionalmente.

Estudios de alto rango aun muchas veces utilizan equipo dedicado a masterización, pero en años recientes muchos de estos han sido replicados en forma de 'software' y a una fracción del costo.

'Software' como T-RackS, iZotope's Ozone, y WaveLab, pueden realizar todo el trabajo básico que necesitas, como 'topping y tailing', añadir códigos PG, y normalizar.  En adición, ahora existe una amplia selección de aditivos que pueden aplicar compresión a toda la pista, ecualización, e inclusive mejoramiento de estéreo.

T-RackS mastering suite
T-RackS suite de masterización

Es muy común atar un número de aditivos unos a otros para formar una estación de masterización típica. Estos pueden incluir un compresor, un limitador, un amplificador de estéreo, y alguna ecualización.

El orden en el cual estos se acomodan varían según la preferencia personal, pero si el material que has estado trabajando esta a una razón de muestreo y bit mayor (digamos 48kHz y 24bit), es usual dejar el proceso de 'dithering' hasta el final.

Muchos suites dedicados a masterización contienen efectos atados unos a otros, y algunos estilos pre programados para comenzar.  Esto no es un mal plan a seguir, especialmente cuando podrás reaizar comparaciones A-B rápidamente entre distintas opciones para ver como suenan.

Sin embargo algunas palabras de sabiduría:  ¡Siempre confía en tus oídos antes que en el nombre del estilo pre programado!

Fabfilter's Pro-L mastering limiter showing style option
Limitador de masterización de Fabfilter Pro-L mostrando las opciones de estilos.

¿Masterización Que Puedes Realizar Tu Mismo?

Supongamos que tus clientes quieren escuchar el progreso en su proyecto más reciente.  Tienes una mezcla de su canción a la mano; quizás está cerca a ser terminada pero aun necesita pequeños ajustes aquí y allá.  En estos días, es recomendable aplicar un poco de masterización antes de que un cliente escuche su canción, de otra manera el o ella probablemente se estarán quejando de que la canción suena débil, o muy silenciosa, y no se enfonca en problemas de arreglo que aun deben ser decididos.

¿Entonces cómo comenzar? Antes de realizar cualquier procedimiento de masterización normalmente comienzo por ‘top and tail’ de cada pista, para que empiece limpia y concisamente y termine con un ‘fade’ que suene natural en la última cuerda si es que la pista tiene un final definitivo. ‘Fade outs’ largos son mejor dejarlos hasta más adelante, ya que la perspectiva pueda cambiar un poco luego de que el proceso de masterización haya sido aplicado.

Si alguna editación necesita ser realizada - por ejemplo, un coro al final necesita ser removido, o diferente secciones de la mezcla de la misma pista necesitan ser cortados juntos - no es mala idea hacer esto durante esta etapa también, antes de comenzar cualquier proceso de masterización.

Typical stereo wave, zoomed in at the top of the track
Onda de estéreo típica, aumentada al final de la pista

¿Se hizo esto? Ahora trabajemos en la masterización actual.  Primero escucha cuidadosamente a través de la pista, preferiblemente en un buen ambiente de audición que conozcas bien.

  • ¿Resalta el bajo lo suficiente?
  • ¿Estás contento con la ecualización en los vocales principales? 
  • ¿Qué tal las partes altas? ¿Suenan claras y concisas?
  • Si es una pista de rock, ¿Existe suficiente fuerza o peso en la pista?

Es usualmente útil tener una pila de CDs comerciales a la mano para proveer medios de comparación, especialmente si son similares en estilo.

WaveLab has some useful monitoring tools
WaveLab contiene algunas herramientas de monitoreo de utilidad

Una vez hayas decidido que necesita suceder, puedes comenzar a establecer una cadena de masterización.

  • Compresión de la pista total es mejor aplicarla gentílmente, probablemente a una razón entre 1.5:1 y 3:1, con un límite que no sea muy vigoroso; quizás entre -20 a -10dB.
  • Un buen limitador te permitirá elevar el volumen total un poco sin que suceda ninguna distorción; intenta apuntar a un nivel sólido y fuerte promedio pero evita distorciones de picos utilizando 'soft clipping'.
  • Normalizar es una parte vital de masterizar.  De cualquier modo, intenta alcanzar un nivel firme de incremento para mantener el retumbe del peso de la pista en comparación a las mejores.  Pero vé 'las guerras de volumen' en la Parte 2.
  • Finalmente, ¿Qué tipo de ecualización promedio debes aplicar? Esto es altamente subjetivo y dependiente del estilo de música.

El tipo de bocinas que utlizaste para mezclar también jugarán una gran parte en la composición sónica de la pista.  Por esto es mejor siempre masterizar en distintos sets de bocinas si es que fuese posible.

Si el tope se siente algo opaco, intenta aumentar el EQ a un punto alto adecuado (digamos entre 8kHz y 10kHz) para traer 'aire' sin severidad.  El extremo del bajo también será crítico; aquí el truco es llegar a un sonido que sea sólido y retumbador sin que sea abrumadoramente dominante.

Precaución: Si al extremo del bajo se le aplica mucho volumen, definitivamente sonará distorcionado a través de bocinas hi-fi normales - ¡Así que verifica los niveles del bombo con mucha precaución!

No existen reglas rápidas y duras en cuanto al orden en el cual debes aplicar estos procesadores.  Siempre utiliza tus oídos para otorgar el juicio final.

Fabfilter's Pro-Q equalisation plug-in showing a typical mastering curve
Aditivo de ecualización de Fabfilter Pro-Q mostrando una curva de masterización típica

Conclusión

Para concluir el curso, he incluido dos muestras de audio para demostral el efecto de masterización:

Sección puente sin masterizar

A parte del volumen total menor de la sección puente de esta canción, nota que el extremo del bajo está menos enfocado y los altos son menos claros al ser comparados con la misma sección masterizada.

Sección puente masterizada

Aquí, la mezcla es mucho más alta y generalmente más retumbadora, con un extremo alto más definido, resaltando la cualidad de la guitarra acústica a la mitad donde intercede.  El loop de percusión también suena más inmediato.

Mantente pendiente a la Parte 2 del curso.  Esta cubrirá:

  1. ¿Puedo realizar mi propia masterización?
  2. Las guerras de volumen - ¡Caliente y picante, pero no tan caliente!
  3. Compresión y limitación de masterización explicados
  4. Mejoramiento de estéreo
Advertisement
Advertisement
Looking for something to help kick start your next project?
Envato Market has a range of items for sale to help get you started.