Advertisement
  1. Music & Audio
  2. Mixing & Mastering

EQ para principiantes Parte 2: Cómo ecualizar absolutamente cualquier cosa

by
Read Time:7 minsLanguages:

Spanish (Español) translation by Andrea J (you can also view the original English article)

Cómo usan el ecualizador los profesionales

Ya que comprendes lo que hace el ecualizador y conoces el espectro de frecuencias, puedes poner este conocimiento en práctica y mejorar las mezclas.

Anteriormente mencioné que hay cuatro formas principales en las que puedes ecualizar:

  • Eliminar elementos desagradables
  • Elementos agradables exagerados
  • Hacer que las cosas suenen diferente
  • Crear un espacio en una mezcla

Antes de examinar estos procesos con más detalle, quiero darte algunas pautas generales para usar un ecualizador.

Los 7 mandamientos de la ecualización

  1. Sé lo más sutil posible con los ecualizadores paramétricos. Entre menos, mejor. Un aumento o corte de 3dB es un buen punto de partida. La única excepción a esta regla es cuando se utilizan equipos/escritorios analógicos de alta calidad y sus réplicas de software. En este caso, se requiere el color del ecualizador y puedes girar esas perillas hasta el 11.
  2. No confíes en el ecualizador si vas a cambiar un sonido después de la grabación. Obtén un buen sonido en la fase de grabación.
  3. Siempre que sea posible, corta, en lugar de aumentar. Aumentar las frecuencias aumentará el volumen del instrumento/voz y comenzará a consumir espacio en el headroom. El uso de los cortes también te obliga a ser más estratégico con los movimientos del ecualizador. Si quieres que algo suene más cálido, corta los agudos en lugar de aumentar los bajos.
  4. Ecualizar por una razón. Ecualizar con un propósito. Ten una pequeña meta que quieras lograr con cada movimiento del ecualizador. Si no necesitas un ecualizador, no lo uses por el simple hecho de hacerlo.
  5. No ecualices en modo solista. El oyente nunca escuchará la pista en solista, así que nunca mezcles en solista. Un instrumento que suena horrible por sí solo puede sonar genial en la mezcla.
  6. Puedes ser drástico con los filtros. No tengas miedo de cortar todo por debajo de 200Hz en una guitarra o cortar todo por encima de 5 kHz en un bajo. Le dará más espacio a los otros instrumentos. Si la guitarra suena demasiado débil por sí sola en una sección diferente, automatiza el filtro para que vuelva a entrar el extremo inferior.
  7. Utiliza muchos cambios pequeños de ecualización en lugar de algunos grandes. En mi experiencia una buena mezcla es la culminación de cien o más movimientos pequeños, no diez movimientos pesados.

Con esos consejos, habrás recorrido la mayor parte del camino. Ahora sabes mucho más sobre EQ que la gran mayoría de los entusiastas de la grabación casera, y también un sorprendente número de ingenieros que conozco.

Sigue estas guías y estarás listo para comenzar. Sin embargo, una vez que tengas más experiencia, no tengas miedo de desviarte del camino y experimentar. Necesitas desarrollar tus propias opiniones y técnicas, todo el mundo tiene un estilo diferente para mezclar.

Estos son los cuatro procesos principales un poco más profundizados.

Los cuatro procesos clave

1. Elimina los elementos desagradables

Ésta es una de las principales formas en que se utiliza un EQ. Mucha gente se refiere a esto como un EQ sustractivo.

Es importante centrarse en obtener un buen sonido en la fuente durante la grabación. Si no te gusta el tono de una guitarra, mueve el micrófono o cambia la configuración del amplificador. Si no te gusta el sonido de una voz, elige un micrófono diferente o pídele al vocalista que de un paso atrás.

Sin embargo, a pesar de los mejores esfuerzos, siempre va a haber elementos en una grabación que no tenías la intención de grabar. Un repique persistente de un tambor. Sibilancia en una voz. Una notable resonancia en la sala.

Usando un corte estrecho puedo eliminar estos problemas obvios en el audio. Un corte quirúrgico siempre debe ser estrecho si estás apuntando a un grupo particular de frecuencias, y debido al ancho de banda estrecho, puedes ser un poco más drástico y optar por un corte de -5dB.

Asegúrate de aplicar estos cortes en toda la mezcla y escucha la reducción de los graves debido a problemas de fase, ya que la aplicación de cualquier tipo de ecualizador afectará ligeramente la fase.

Si tienes dificultades para encontrar las frecuencias problemáticas que necesitas recortar, intenta utilizar la técnica de mezcla de altitud. Esto implica barrer un aumento extremadamente estrecho hacia arriba y hacia abajo en el espectro de frecuencia hasta que notes que aparecen los rangos de frecuencia.

También puedes eliminar los elementos desagradables más grandes del sonido con un corte amplio y sutil.

Si una voz suena sucia, puedes eliminar gran parte de los graves con un estante bajo de -3dB. Si una guitarra eléctrica suena frágil, podrías añadir un corte amplio entre 4 kHz y 6 kHz. Si puedes escuchar muchos de los cables de la caja en la caja, aplica un estante alto de -3dB.

2. Elementos agradables exagerados

Ya que eliminaste las cosas malas y priorizaste el EQ sustractivo puedes usar algunos aumentos sutiles y amplios para enfatizar las cosas buenas. Este paso no es necesario y, a menudo, los cortes son suficientes para limpiar el instrumento.

Mientras seas sutil con tus aumentos, no hay razón para asustarse. Si puedes, utiliza un plugin de ecualización de modelado analógico para hacerlo. Si no, asegúrate de usar aumentos amplios de alrededor de 3dB.

Si una voz suena cálida, un refuerzo sutil podría enfatizar esta calidez sin hacer que la voz suene demasiado sucia. Si una guitarra no suprime la mezcla demasiado bien, puedes aumentarla a 2 kHz para darle un poco más de presencia y crujido.

3. Hacer que las cosas suenen diferentes

Hasta ahora, has aprendido a usar la ecualización como una herramienta que puede esculpir tu mezcla y darle forma a una canción.

También puedes utilizar la ecualización como un efecto para cambiar el carácter de un sonido que es bajo en la mezcla.

Los movimientos sutiles del ecualizador son importantes en las partes clave de una canción: la voz, la batería, el bajo, la guitarra principal. Pero los instrumentos de fondo y los overdubs que son bajos en la mezcla se pueden tratar más artísticamente.

Piensa en el sonido vocal telefónico. Este es un gran ejemplo del uso de la ecualización como un efecto en lugar de una herramienta.

Experimenta con filtros y potenciadores drásticos. No tengas miedo de cortar grandes partes de un sonido que es bajo en la mezcla para crear más espacio para las partes principales.

4. Crear espacio en la mezcla

También puede utilizar cortes para dejar espacio a otros instrumentos. Si un bajo es prominente alrededor de 120Hz (puedes usar un analizador de frecuencia o un buen aumento y barrido para encontrar las frecuencias más prominentes), intenta cortar el bombo en este rango para darle algo de espacio al bajo.

Cada vez que aumentes un instrumento o voz, intenta cortar las mismas frecuencias en las otras pistas. Si estás aumentando las voces a 2 kHz y 4 kHz, corta estas frecuencias en todos los demás instrumentos y voces.

Esto se llama ranurado de frecuencia y es esencial para lograr la separación y crear mezclas que suenen completas y claras en lugar de sucias y desordenadas.

Conclusión

Puedes aplicar estas técnicas a cualquier instrumento o voz. La experimentación y la práctica son claves para desarrollar tus oídos.

Cada vez que empieces a aplicar la ecualización a un instrumento o voz, pregúntate qué estás tratando de lograr.

  • Si estás tratando de hacer que una voz sea más emocionante, agrega un poco de aire con un aumento de estante alto por encima de 16 kHz
  • Si estás tratando de hacer que una guitarra suene más agresiva, comienza con un aumento de 6dB alrededor de 2 kHz, sube y baja la frecuencia hasta que encuentres un sonido que te guste y luego vuelve a marcar el aumento a 3dB

En lugar de simplemente recurrir a una tabla de ecualización, comienza a experimentar con cambios drásticos para escuchar lo que estás haciendo y una vez que hayas logrado una versión exagerada del sonido que querías lograr, reduce los aumentos/cortes a 3 dB.

Medidas de acción

Sigue estas medidas de acción para completar tu transformación en un experto en la ecualización:

  1. Carga un proyecto de tu elección en tu DAW. Si no tienes ningún proyecto antiguo para abrir, importa una canción de la biblioteca de música
  2. Elige un instrumento o una voz en la que te vayas a enfocar. Algo que juega un papel clave en la canción
  3. Escucha la sección más ruidosa de la canción en repetición con la mezcla completa y concéntrate en la parte elegida. Ten en cuenta si hay algún elemento desagradable en el sonido como un zumbido, resonancias en la habitación, sibilancia, dureza, suciedad, fragilidad o si es demasiado brillante o con demasiado bajo
  4. Anota tus primeras impresiones
  5. Piensa en los rangos de frecuencia de las palabras que anotaste. Si sonaba frágil será en los medios altos en algún lugar. Si sonaba demasiado sucio será en los medios bajos
  6. Carga un ecualizador y experimenta con cortes estrechos y anchos entre -3dB y -5dB para eliminar estos elementos desagradables
  7. Carga un nuevo ecualizador, ya sea paramétrico o semiparamétrico y usa un amplio impulso de 3dB para enfatizar los mejores elementos del sonido
  8. Corta las frecuencias que impulsaste en los otros instrumentos/voz en 3dB
  9. Omite todos los plugins de EQ y escucha la diferencia
  10. Comparte este tutorial con otro amigo que sepas que le resultará útil; te amarán si lo haces.
Advertisement
Advertisement
Looking for something to help kick start your next project?
Envato Market has a range of items for sale to help get you started.