Students Save 30%! Learn & create with unlimited courses & creative assets Students Save 30%! Save Now
Advertisement
  1. Music & Audio
  2. Composition
Music

Cómo Escribir Introducciones Efectivas

by
Difficulty:BeginnerLength:MediumLanguages:

Spanish (Español) translation by RRGG (you can also view the original English article)

La introducción es una de las partes más importantes de una canción o composición. Es tu momento de obtener la atención del que escucha, hacer que quieran escuchar más y prepararlos para lo que viene.

Muchas veces he visto a cantantes y escritores de canciones empezar una de sus canciones rasgando los acordes de un verso entero, como si eso es lo que "deben hacer" sin ningún pensamiento de cuán aburrido es escucharlo.

En este tutorial examinaremos las introducciones a través de una variedad de estilos, desde el pop hasta la música clásica hasta la música de las películas, y aprenderemos técnicas para construir introducciones que hagan más que tomar tiempo.


¿Cuán Importante Es la Introducción?

1. ¿Por Qué Tener una Introducción?

La principal función de una introducción es establecer el estilo y modo de la canción.

La introducción a esta señal de Final Fantasy establece varios elementos claves para nosotros.

Primero, está bastante claro que la pieza es de orquesta.

Segundo, existe un sentimiento de fanfarria de las figuras del trío en el latón que asocia la pieza con la aventura y la fantasía.

Por último, el movimiento estático en el acorde dominante, como también las figuras motivadas sin una melodía real, nos dan una sensación de tensión y anticipación, ayudándonos a darle la bienvenida al tema cuando finalmente llegue.

Una introducción te puede dar un momento de preparar el escenario antes de que empieces con tu tema o verso principal. Al configurar la melodía principal o la instrumentación, le das al oyente una oportunidad de obtener su rumbo y colocarse dentro de la pieza.

Una introducción fuerte puede obtener la atención de la audiencia, e inmediatamente decir, "¡Óiganme!". Discutiremos esto más adelante.

Una introducción también puede ser una manera de establecer el correcto contraste al principio de tu pieza, así destacando ciertos elementos de tu canción simplemente al yuxtaponerlas con opuestos. Por ejemplo, tu tempo se sentirá más rápido si tu introducción es lenta. Hablaremos más sobre esto.

2. Cuando No Se Necesita Una Introducción

No siempre necesitas una introducción. Existen muchos ejemplos de canciones que entran justo en ellas sin perder tiempo. Dos que me vienen a la mente son "Royals" de Lorde y "Hey Jude" de Los Beatles.

Lo que ambas canciones tienen en común es que comienzan con un solo vocal. La voz humana es un "instrumento" muy poderoso para obtener la atención de las personas, y usualmente tirará de nuestra oreja de inmediato. Al empezar con una voz sin acompañante, nos envolvemos directo en el verso de la canción y ninguna otra cosa es necesitada.

Nota: He encontrado varias versiones de Royals, incluyendo el vídeo oficial de Estados Unidos, que empieza con el ritmo en vez de los vocales. Pienso que esta es una manera mucho menos efectiva de llevar al oyente a la canción.

"Trepak" del Cascanueces de Tchaikovsky es una pieza instrumental que empieza sin una introducción.

Tchaikovsky te pega en la cabeza con energía y emoción, no necesita establecer primero el modo. En vez de darte tiempo para que te calmes y te sientas cómodo, el tema empieza de una vez y estamos listos para correr.


¿Cómo Escribes una Introducción?

1. Usa Material De La Canción

Muchas veces, sin embargo, querrás una introducción. La manera más natural es usar el material que ya existe en tu canción.

Wrecking Ball de Miley Cyrus empieza con las primeras cuatro barras del verso, sin el vocal.

Aunque es muy simple, esto resulta ser una introducción efectiva porque el sintetizador es un sonido fresco, y la disonancia en la barra cuatro es interesante.

Nota que la canción solo toca a través de un patrón solo una vez, lo que es todo lo que se necesita para decir "Aquí está", sin ir a través de todo el verso.

No siempre tienes que usar tu verso como material para la introducción.

La introducción a "Qué Dice El Zorro" es el acompañamiento de fondo del pre coro. Esta vez es sin la voz o tambores, pero todavía hay mucha actividad y movimiento para que siga obteniendo atención.

En ambos ejemplos que usan material de más adelante en la canción, es una versión reducida. Mejor empezar con menos y darte espacio para crecer que usar todos tus trucos al mismo tiempo.

2. Compón Nuevo Material

Algunas canciones usarán nuevo material para la introducción que no venga de otra sección. Cuando ese es el caso, todavía tiene que ser interesante por sí mismo.

"Quiero Tomar Tu Mano" es un ejemplo de ese tipo de canción, la cual empieza con una guitarra y un patrón que no vuelve en ningún momento en la canción.

La introducción establece el tiempo y ritmo de la canción, mientras que también usa todos los otros instrumentos principales (excepto la voz) para establecer el estilo.

La guitarra tiene un interesante ritmo y tono los cuales son suficientes para obtener nuestra atención. Solo los tambores y la sección de ritmo por sí solos podrían establecer el estilo, pero es la guitarra principal la que provee algo más sustancioso para que nuestro oído escuche.

La armonía es un acorde V persistente, justo como la pieza de Final Fantasy, incrementa la tensión y el suspenso para el acorde I que viene y para el comienzo de la canción.

La guitarra sigue el patrón de la Regla de Tres: después de la tercera vez que se toca, no se repite sino que se usan crescendos hasta el coro.

También es interesante notar que esta canción tiene también un final compuesto.

3. El Gancho - Obtén Su Atención

Una gran manera de decirle a tu audiencia que "¡Escuche!" es usar un sonido único. Algo que realmente sobresale de los patrones usuales de ritmo y se siente como algo novedoso.

El acorde del comienzo de "Hard Day's Night" es un ejemplo clásico de un gancho único.

Existe mucha discusión sobre cuál es ese acorde del principio, porque no encaja en nuestras convenciones usuales de la teoría de la música. ¡Y eso es exactamente lo que hace que resalte y te sientes recto para prestar atención!

4. Introducciones Para Contraste

Muchas veces una canción tendrá una introducción que realmente es muy diferente en carácter de la música principal.

"That's Amore" empieza con una introducción romántica, rubato y exhuberante.

La trémolo mandalina y guitarra crean un sentimiento de suspenso abierto, y el grupo de cantantes cantando sobre Napoli y el amor nos dan un sentido del modo.

La introducción termina en un acorde V que hace que el ritmo principal en el acorde I se sienta fuerte.

Mucho más importante, esta introducción es lenta y rubato, mientras que la canción principal es medio-rápida y tiene un buen equilibrio. Por supuesto, podrían haber empezado la canción correctamente con el ritmo de ese verso, pero al contrastarlo con un sentimiento romántico y suave, lo hacen sentir incluso más divertido.

"Rx" por Hiroyuki Sawano es una pieza instrumental con una introducción que es similar al tempo del tema principal, pero muy diferente en función.

La introducción establece un tempo, estilo y ritmo. Pero mientras se desarrolla más y más instrumentos se añaden para crear una textura muy compleja. Es casi como una marcha de una banda que está pasando por la calle y todo el mundo está tocando lo que quiere tocar.

El principio se siente divertido y salvaje, pero también caótico e incierto. Cuando se acumula hasta un clímax la música de repente se detiene. Y después desde el silencio viene el tema principal en unísono.

El unísono no es siempre una textura muy interesante, pero cuando se contrasta con un completo caos de repente se siente conmovedor y decidido.

El espontáneo contraste de "muchos" a "uno" es extremadamente poderoso. Incluso cuando el resto de la orquesta empiece en apenas unas cuantas notas después, el tema ahora tiene nuestra atención.

La lección principal de esta introducción es el contraste, y de manera que el contraste sea efectivo es muchas veces muy exagerado.

5. Introducciones a Introducciones a Introducciones...

Existen muchas canciones que tienen una introducción a la canción completa, como también introducciones a diferentes partes de la pieza.

"That's Amore" tiene una introducción compuesta usando material que no retorna de nuevo más adelante en la canción. Sin embargo, una vez que el ritmo principal entra allí también hay una introducción de cuatro barras antes de que los vocales comiencen. El tiempo es más rápido, así que esas cuatro barras toman proporcionalmente menos tiempo que el comienzo lento.

El principio fue bueno para establecer un modo romántico y hacer que el ritmo principal se sienta más rápido, pero el ritmo principal también necesita de un momento para establecerse, así que la pequeña introducción a esa sección nos ayuda a reorientarnos al nuevo ritmo.

El "Tema de Anakin" del Episodio I de La Guerra de las Galaxias: La Amenaza Fantasma por John Williams es otro ejemplo de una canción que empieza con una introducción para la pieza completa, como también una corta introducción al tema principal.

La pieza comienza con una versión más corta de la melodía principal, cuatro barras en vez de ocho. También es tocado por los vientos, el cual es un muy contrastante color a las cuerdas que llevan el tema para la pieza completa.

Después de esta "introducción principal", las cuerdas bajas establecen el paso y modo del tema principal.

Similar a Dobby, nota cómo los arpegios de la viola se apartan una vez que la melodía comienza.


Algunos Consejos Finales

1. Mantenlo Interesante

El pecado cardinal de escribir música es ser aburrido, así que incluso una pequeña sección como una introducción se merece que merezca escucharse. Recuerda como "Wrecking Ball" usó una muy simple técnica de tomar prestado el patrón del verso, pero hubo elementos presentes que todavía atraparon a nuestro oído.

La introducción a John Williams "Dobby el Elfo de Casa" de Harry Potter y la Cámara de los Secretos tiene un poco de florecimiento de flautas que atrae la atención de nuestros oídos.

Nota que el florecimiento para una vez que la melodía empieza. Se aparta del camino para dejar que la voz principal tenga espacio para ser escuchado. A menudo los compositores harán una introducción, y después de cuatro barras solo pegan su tema a la misma. Pero al apartar las flautas, Williams da la sala de la melodía del cuerno inglés para que sea el evento principal.

El florecimiento tiene otro efecto más allá de darle a nuestros oídos algo en lo que enfocarse, ayuda a crear un sentido de alegría.

2. Mantenlo Simple

Nunca dejes que tu introducción sea confundida con tu tema principal. Las maneras más efectivas de hacer esto son mantenerla corta y simple.

Usa pequeñas ideas motívicas que no se desarrollen en completas melodías, como "Dobby el Elfo de Casa" y las flautas.

Por esto es que los patrones de compañía trabajan como introducciones; usualmente son muy repetitivos y motívicos así que no nos llevan a pensar que son el tema principal.

La Sinfonía Eroíca de Beethoven tiene una introducción increíblemente simple de dos acordes staccato I, y después empieza a tocar.

3. Escribe la Introducción de Último

Muchas veces es inteligente escribir tu introducción después de que has escrito el resto de la canción. ¿Cómo puedes introducir algo que aún no sabes qué es?

En vez de escribir una introducción y después tratar de entender cuál canción viene después de ella, escribe tu canción.

Después busca la mejor manera de obtener la atención de la audiencia, establecer una escena, y hacer que tu tema principal brille.

Advertisement
Advertisement
Looking for something to help kick start your next project?
Envato Market has a range of items for sale to help get you started.