Unlimited royalty free music tracks, footage, graphics & courses! Unlimited asset downloads! From $16.50/m
Advertisement
  1. Music & Audio
  2. Audio Production

Masterización: puedes hacerlo tú mismo (con un poco de precaución)

by
Read Time:16 minsLanguages:
This post is part of a series called Mastering: You Can Do It Yourself (Premium).
Mastering: You Can Do It Yourself (Part Two)

Spanish (Español) translation by Claudia Márquez (you can also view the original English article)

Al igual que todo lo demás en música y grabación, ahora es posible masterizar su propio material. Las herramientas están disponibles y son muy baratas en comparación con las generaciones de audio anteriores, pero solo porque tenga un martillo no significa que sepa cómo hacerlo.


También disponible en esta serie:

  1. Masterización: puedes hacerlo tú mismo (con un poco de precaución)
  2. Masterización: Puedes hacerlo tú mismo (parte dos)

Masterizar es un proceso básicamente simple, pero como todos los procesos simples, es mucho más complicado de lo que parece. Siempre que conozca algunos trucos y no tenga expectativas más allá de la realidad para el resultado final, puede mejorar el material de su programa en diversos grados, o simplemente hacerlo mucho peor que con lo que comenzó.

Antes de entrar en la mecánica de la masterización, echemos un vistazo a lo que realmente es este proceso llamado "masterización".


¿Qué es la masterización?

Técnicamente hablando, la masterización es el paso intermedio entre mezclar el audio y prepararlo para ser replicado o distribuido. Pero en realidad es mucho más que eso.

La masterizacion es el proceso de convertir una colección de canciones en un registro al hacer que suenen como si estuvieran juntas en tono, volumen y tiempo (espacio entre las canciones).

La masterizacion no es un conjunto de herramientas o un dispositivo por el que la música se ejecuta y se domina automáticamente (a pesar de lo que digan los anuncios de este tipo de dispositivos). Es una forma de arte que, cuando se hace concienzudamente, se basa principalmente en la habilidad de un individuo, la experiencia con varios géneros de música y el buen gusto.

¿Por qué masterizar?

El masterizar debe considerarse como el paso final en el proceso creativo, ya que esta es nuestra última oportunidad de perfeccionar y arreglar nuestro proyecto. Un proyecto que se ha dominado simplemente suena mejor. Suena completo, pulido y acabado. El proyecto que podría haber sonado como una demostración antes de ahora suena como un "registro". Este es el por qué:

  • El ingeniero de masterización ha agregado cantidades juiciosas de EQ y compresión para hacer que el proyecto sea más grande, más rico, más rico y más ruidoso.
  • Ha igualado los niveles de cada canción para que todos tengan el mismo nivel aparente.
  • Él ha arreglado los desvanecimientos para que sean suaves.
  • Ha editado partes distorsionadas o fallas tan bien que ni siquiera lo notaste.
  • Ha hecho que todas las canciones se fusionen en una unidad cohesiva.
  • En el caso de masterización para CD o vinilo, él insertó los pliegos (el tiempo entre cada canción) para que las canciones fluyan sin problemas.
  • Ha secuenciado las canciones para que caigan en el orden correcto.
  • Él ha probadotu master antes de que se envíe al replicador para asegurarse de que esté libre de fallas o ruidos.
  • También ha creado y almacenado un clon de respaldo en caso de que algo le suceda a su preciado maestro.
  • Él está a cargo de todos los envíos a la instalación de replicación deseada si está usando uno.

Y todo esto sucedió tan rápido y sin problemas que apenas sabías que estaba sucediendo.


La diferencia entre usted y un profesional

Si realmente lo desglosamos, un profesional de masterización generalmente tiene 3 cosas sobre lo que haces en casa.

El Gear: una casa de masterización profesional real tiene muchas cosas disponibles que probablemente no encontrará en una sala DAW de casa o en un estudio pequeño, como los convertidores A / D y D / A de gama alta, compresores externos ultra suaves y ecualizadores , máquinas de cintas de dos pistas de 1/2 "y 1/4" (si es necesario), un excelente entorno de sonido y un sistema de monitoreo excepcional.

Los sistemas de monitoreo de estas instalaciones a veces cuestan mucho más que muchos estudios caseros completos. El costo no es el punto aquí, pero la calidad es que apenas puede escuchar lo que necesita escuchar para realizar los ajustes que necesita hacer en los monitores de campo cercano que se utilizan comúnmente en la mayoría de los estudios de grabación. La gran mayoría de los monitores y las habitaciones en las que residen no son lo suficientemente precisas.

Las orejas: El ingeniero de masterización es la clave real del proceso. Esto es todo lo que hace día tras día. Tiene "orejas grandes" porque domina al menos 8 horas todos los días y conoce sus monitores de la forma en que conoces tu par de zapatillas favoritas. Además, su punto de referencia de lo que constituye una buena mezcla de sonido es perfeccionado gracias a las horas y horas de trabajo en las mejores y peores mezclas de sonido de cada género de música.

Una copia de seguridad: no sé quién lo dijo, pero es cierto. "La diferencia entre un profesional y un aficionado es que un profesional siempre tiene una copia de seguridad". Un buen consejo para cualquier parte de una grabación, pero especialmente para la masterización. No creerías la cantidad de veces que los masters se pierden. ¡Esto es lo único que puede hacer tan bien como un profesional sin ningún problema!

Pero no tienes el dinero para usar un profesional, ¿verdad? Aquí está cómo hacerlo usted mismo.


La técnica de masterización

Lo que estás tratando de lograr en la masterizacion es lo siguiente

  • Aumenta el nivel de las canciones para que sean competitivas con otras del mercado.
  • Haz que todos suenen igual en nivel relativo y calidad tonal
  • Termínelos mediante la edición de recuentos y fallos, corrigiendo los desvanecimientos, agregando códigos PQ e ISRC y creando extensiones para CD y discos de vinilo.
  • Export them as MP3s, AIFF or WAV files

Veamos primero el nivel de audio.


Nivel de audio percibido

La cantidad de volumen de audio percibido, o nivel, sin distorsión (ya sea en un archivo de audio, CD, disco de vinilo o cualquier otro método de envío de audio que aún no se haya creado) es una de las cosas en las que se enorgullecen muchos de los principales ingenieros de masterización. Observe las palabras calificadas "sin distorsión", ya que ese es el truco; para hacer que la música sea lo más alta posible (y, por lo tanto, competitiva con otros productos en el mercado) mientras suena natural. Tenga en cuenta que esto generalmente se aplica a los géneros Pop / Rock / R & B / Urban modernos y no tan a menudo a Clásicos o Jazz, cuyos oyentes prefieren un rango dinámico más amplio donde el nivel máximo no es un factor.


Nivel competitivo

Las guerras de volumen / nivel realmente comenzaron en la era del vinilo de los años 50, cuando se descubrió que si un disco se escuchaba más fuerte que los otros en la radio, los oyentes lo percibirían como un sonido "mejor" y por lo tanto lo convertirían en un éxito. . Desde entonces, el ingeniero de masterización se ha encargado de hacer que cualquier canción destinada a la radio sea lo más alta posible.

Y, por supuesto, esto también se aplica a situaciones distintas de la radio. Tomemos, por ejemplo, el iPod, el cambiador de CD o, en tiempos muy antiguos, grabamos la gramola. La mayoría de los artistas, productores y sellos ciertamente no quieren que uno de sus lanzamientos sea más suave que sus competidores debido a la percepción (y no necesariamente la verdad) de que no suena tan bien si no es tan fuerte.

Pero la limitación de la intensidad del sonido de un "registro" (usaremos este término de forma genérica) puede realmente estar determinada por el medio de entrega al consumidor. En los días de los discos de vinilo, si la mezcla fuera demasiado fuerte, el lápiz vibraría tanto que se levantaría de las ranuras y el disco se saltaría. Cuando se mezcla demasiado caliente con una cinta analógica, el sonido comenzaría a distorsionarse suavemente y las altas frecuencias desaparecerían (aunque a muchos ingenieros y artistas les gusta este efecto). Cuando aparecieron los CD y el audio digital, cualquier intento de mezclar más allá de la escala completa de 0dB resultaría en una distorsión terrible como resultado de los "over" digitales (a nadie le gusta este efecto).

Así que tratar de exprimir cada onza de nivel fuera de la pista es mucho más difícil de lo que parece y ahí es donde entra el arte de dominar.


Hipercompresión - ¡No vayas allí!

Dicho esto, a lo largo de los años se ha vuelto cada vez más fácil obtener un registro que sea cada vez más cálido en cuanto a nivel percibido, principalmente debido a la nueva tecnología digital que ha resultado en mejores y más limitadores. Los limitadores digitales actuales de "mirar hacia adelante" facilitan el establecimiento de un nivel máximo (generalmente a -.1 o -.2 dB FS) y nunca más se preocupan por la distorsión y la sobreexplotación digital, pero esto puede tener un gran costo en la calidad de audio. cuidadoso.

Demasiada compresión de bus o sobre limitación al mezclar o dominar los resultados de lo que se conoce como "hipercompresión". La hipercompresión debe evitarse a toda costa porque:

  • No se puede deshacer más tarde.
  • Puede destruir la vida de una canción, haciendo que suene más débil en lugar de más contundente
  • Los códecs con pérdida como el MP3 tienen dificultades para codificar material hipercomprimido, como resultado, insertan efectos secundarios no deseados
  • Se sabe que causa fatiga al oyente, por lo que el consumidor no escuchará su registro tanto tiempo como tantas veces
  • Una pista hipercomprimida puede realmente sonar peor en la radio (si te interesa la reproducción en vivo) debido al comportamiento de los procesadores de transmisión en la estación.

Una pista hipercomprimida no tiene dinámica, dejándola fuerte pero sin vida y sin excitación. En un DAW, es una forma de onda constante que llena la región DAW en la línea de tiempo. A continuación, se muestra cómo han cambiado los niveles en las grabaciones a lo largo de los años, utilizando como ejemplo esta grabación de éxito de los años 80 y sus posteriores reediciones.


Pero obtener el máximo nivel en el disco o archivo no es el único ajuste de nivel que el ingeniero de masterización debe practicar. Igual de importante es el hecho de que cada canción del disco debe percibirse como tan fuerte como la siguiente. Una vez más, percibido es la palabra clave, ya que esto es algo que no se puede medir directamente y se debe hacer con oído.


Cómo conseguir niveles calientes

La mayor parte del trabajo de nivel de audio en la actualidad se realiza mediante una combinación de dos de las herramientas principales del ingeniero de masterización: el compresor y el limitador, que, a diferencia de las prácticas de grabación donde hay una caja que puede hacer cualquiera de las dos tareas (según la configuración) Son en realidad dos cajas o complementos diferentes durante la masterización. El compresor se utiliza para aumentar las señales de nivel pequeño y medio, mientras que el limitador controla los picos instantáneos. Sin embargo, recuerde que la configuración y el sonido del compresor y el limitador tendrán un efecto en la calidad del audio final, tal vez para peor, especialmente si los presiona con fuerza.


La cadena de señal

Aunque la posición del ecualizador puede cambiar desde antes del compresor hasta después, la cadena de señal habitual se ve así.

EQ> Compresor> Limitador

El limitador SIEMPRE es el último de la cadena, sin importar cuántos dispositivos agregue y en qué orden, ya que eso es lo que agrega cualquier nivel adicional y evita que ocurra cualquier exceso.

El compresor le dará el nivel aparente y es tan importante como el limitador para el proceso de masterización. Si quieres dominar como los profesionales, debes tener ambos.


El limitador

Para comprender cómo funciona un limitador en la masterización, primero debe comprender la composición de un programa de música típico. En general, el pico más alto del programa fuente determina el nivel máximo que puede alcanzarse a partir de una señal digital. Pero debido a que muchos de estos picos superiores son de muy corta duración, por lo general se pueden reducir en nivel a varios dB con un mínimo de efectos secundarios audibles. Al controlar estos picos, todo el nivel del programa puede elevarse varios dB, lo que resulta en un nivel de señal promedio más alto.

La mayoría de los limitadores digitales utilizados en la masterización se configuran como limitadores de "pared de ladrillo". Esto significa que no importa lo que suceda, la señal no superará un cierto nivel predeterminado y no habrá "superposiciones" digitales. Gracias a la última generación de limitadores de software o hardware digital, los niveles más altos son más fáciles de alcanzar que nunca debido al control de picos más eficiente. Esto es gracias a la función de "anticipación" que emplean casi todos los limitadores digitales. La anticipación retrasa la señal una pequeña cantidad (aproximadamente 2 milisegundos más o menos) para que el limitador pueda anticipar los picos de tal manera que los atrape antes de que lleguen. Los limitadores analógicos no funcionan tan bien ya que una entrada analógica no puede predecir su entrada como un limitador digital con "anticipación". Dado que no hay posibilidad de rebasamiento, el limitador se conoce como limitador de "pared de ladrillo".

Al configurar correctamente un limitador digital, el ingeniero de masterización puede ganar al menos varios dB de un nivel aparente solo por el simple hecho de que los picos en el programa ahora están controlados.


El compresor

Como lo indican los nombres, la compresión en realidad aumenta las señales de nivel inferior, mientras que un limitador disminuye los ruidosos.

La clave para obtener el máximo rendimiento de un compresor son los controles de Ataque y Liberación (a veces llamados Recuperación), que tienen un tremendo efecto general en la mezcla y, por lo tanto, son importantes para la comprensión. En términos generales, la respuesta transitoria y los sonidos de percusión se ven afectados por la configuración de control de Ataque. El lanzamiento es el tiempo que tarda la ganancia en volver a la reducción de ganancia normal o cero.

En una mezcla típica de estilo Pop, un ajuste de Ataque rápido reaccionará a la batería y reducirá la ganancia general. Si el Release se establece muy rápido, la ganancia volverá a la normalidad rápidamente, pero puede tener un efecto audible de reducir parte del nivel general del programa y el ataque de los tambores en la mezcla. A medida que el Release se establece más lento, los cambios de ganancia que pueden causar los tambores se pueden escuchar como "bombeo", lo que significa que el nivel de la mezcla aumentará y luego disminuirá notablemente. Cada vez que el instrumento dominante arranca o se detiene, "bombea" el nivel de la mezcla hacia arriba y hacia abajo. Los compresores que funcionan mejor con material de programa completo generalmente tienen curvas de liberación muy suaves y tiempos de liberación lentos para minimizar este efecto de bombeo.


4 reglas para niveles calientes

4 Reglas para niveles calientes La configuración de los niveles puede ser la parte más importante de la masterización, ya que determinará no solo el nivel competitivo y percibido, sino también si todas las canciones que se dominan suenan como una colección cohesiva. Así es como lo haces:

1. Establezca el nivel maestro en el limitador en -.1 o -.2 dB para contener los picos y evitar las repeticiones digitales. (La configuración en -1 o -2 podría ser mejor, como veremos en la próxima publicación)

2. Ajuste un compresor en una proporción de 1.5: 1 o 2: 1 para ganar el nivel aparente. En términos generales, el truco con la compresión en la masterización es utilizar una Liberación lenta y menos (normalmente mucho menos) que 5 dB de compresión.

3. Aumente el nivel del programa al nivel deseado aumentando el control de salida del compresor.

4. Compara la canción con otras canciones en la sesión de masterización hasta que estén todas al mismo nivel (usa tus oídos, no los medidores).


Mastering Compressor consejos y trucos

  • Ajustar los controles de Ataque y Liberación en el compresor y / o limitador puede tener un efecto sorprendente en el sonido del programa.
  • La configuración de Liberación más lenta generalmente hará que los cambios de ganancia sean menos audibles, pero también disminuirá el volumen percibido.
  • Una configuración de ataque lento tenderá a ignorar la batería y otras señales rápidas, pero seguirá reaccionando a las voces y el bajo.
  • Un ajuste de Ataque lento también podría permitir que un transitorio sobrecargue el siguiente equipo de la cadena.
  • Si la fuente es demasiado percusiva o tiene una batería fuerte en la mezcla, intente ajustar los controles de Ataque y Liberación.
  • A veces, el ataque rápido y el lanzamiento medio ayudan a domar los tambores
  • Los cambios de ganancia en el compresor causados por los golpes de batería pueden reducir el nivel de las voces y los graves y provocar cambios generales de volumen en el programa.
  • Los ajustes de Ataque rápido y Liberación tienden a reducir los transitorios.
  • Por lo general, solo la configuración más rápida de Ataque y Liberación puede hacer que el sonido “bombee”.
  • Los ajustes de Liberación más lenta tienden a ser los menos audibles.
  • Cuanto más rebote el medidor de nivel, mayor será la probabilidad de que la compresión sea audible.
  • Los pasajes silenciosos que son demasiado ruidosos y ruidosos son, por lo general, un obsequio de que se está comprimiendo en exceso.

Balance de frecuencia

Este suele ser el lugar donde los ingenieros que dominan sus propias mezclas están en problemas. Hay una tendencia a compensar en exceso con el ecualizador, agregando enormes cantidades (generalmente de extremo inferior) que destruyen el balance de frecuencia por completo.

La primera regla para evitar esto es:

1. Escuche otros CD (no MP3) que le gusten antes de tocar un parámetro de EQ. Cuantos más CDs, mejor.
Necesita un punto de referencia para comparar o seguramente compensará en exceso.

La segunda regla es:

2. Un poco va un largo camino. Si siente que necesita agregar más de 2 o 3 dB, ¡es mejor remezclar!

Donde en la grabación puede usar grandes cantidades de EQ (+/- 3 a 15 dB) a una cierta frecuencia, la masterización es casi siempre en incrementos muy pequeños (generalmente en 1/10 de dB a 2 o 3 como máximo en casos raros). Lo que verá es una gran cantidad de tomas pequeñas de EQ a lo largo de la banda de frecuencia de audio, pero en cantidades muy pequeñas.

Por ejemplo, puede ver algo como -1 a 30Hz, +.5 a 60Hz, .2 a 120Hz, -.5 a 800 Hz, -.7 a 2500, +.6 a 8 kHz y +1 a 12. Note. Que hay un pequeño acontecimiento en muchos lugares.
En serio, sin embargo, si tiene que agregar muchos ecualizadores, vuelva y vuelva a mezclar. Eso es lo que hacen los profesionales. No es raro en absoluto que un ingeniero de masterización profesional llame a un mezclador y le diga dónde está y le pida que lo haga de nuevo.

La regla # 3 es igualmente importante.

3. Sigue comparando el EQ’d una versión con la versión original, así como otras canciones que estás masterizando.

La idea de dominar, en primer lugar, es hacer que la canción o el programa suenen mejor con EQ, no peor. No caigas en la trampa donde crees que suena mejor solo porque suena más fuerte. La única manera de hacer esto bien es tener los niveles más o menos iguales entre las pistas EQ'd y pre-EQ’d. Es por eso que me gusta usar IK Media TRacks para la masterización. Tiene una función A / B que te permite compensar el aumento de los niveles para que puedas saber realmente si lo haces sonar mejor o no.

La regla # 4 es:

4. Tienes que seguir comparando la canción en la que estás trabajando actualmente con todas las otras canciones en las que estás trabajando.

La idea es conseguir que todos suenen igual. Es bastante común que las mezclas suenen de manera diferente de una canción a otra, incluso si las realiza el mismo mezclador con el mismo equipo, pero es su trabajo hacer que el oyente piense que todas las canciones se hicieron el mismo día de la misma manera . Tienen que sonar lo más cerca posible el uno del otro como se puede obtener, o al menos razonablemente cerca para no sobresalir.


Resumen

Como puede ver, la masterización no es tan difícil siempre y cuando tenga en mente exactamente lo que está tratando de hacer, que es hacer que un grupo de canciones suenen como si fueran una de la otra.

Recuerde: incluso si no puede hacer que las canciones suenen como su mejor CD de sonido, ¡su trabajo de masterización se seguirá considerando "pro" si puede hacer que todas las canciones suenen igual en tono y volumen!

La próxima vez: dominar los toques finales y exportar secretos.

Advertisement
Advertisement
Looking for something to help kick start your next project?
Envato Market has a range of items for sale to help get you started.