Unlimited royalty free music tracks, footage, graphics & courses! Unlimited asset downloads! From $16.50/m
Advertisement
  1. Music & Audio
  2. Instruments

Fisiología de la Guitarra: 5 Formas Prácticas de Mejorar tu Juego de Guitarra

by
Difficulty:BeginnerLength:LongLanguages:

Spanish (Español) translation by RRGG (you can also view the original English article)

Como muchos tocadores de guitarra, me enseñé a mí mismo. Mientras que creo que los autodidactas desarrollan un grado de independencia y creatividad en nuestra aproximación que elude a algunos tocadores que aprendieron en una escuela, el costo de esto es que tendemos a desarrollar un impresionante set de malos hábitos.

Mientras que algunos "malos" hábitos y técnicas poco convencionales pueden ser las exactas cosas que nos dotan con un estilo único, otros son las barreras que nos previenen de realizar nuestros ideales musicales.

Con esto en mente, me gustaría compartir contigo cinco ideas prácticas que personalmente traté y probé para mejorar tu juego de guitarra al examinar los rudimentos de cómo te conectas e interactuas con tu instrumento.


Mea Culpa

No soy un excelente guitarrista, y probablemente nunca lo sea. Tampoco soy un mago técnico, increíble en la aplicación y esfuerzo de la fuerza de voluntad, tampoco un inimitable único, dotado de un estilo de idiosincrasia insondable. Entonces de nuevo, la mayoría de los jugadores que admiro no son la imagen de la perfección y, llegado a esto, incluso muchos de los "grandes" jugadores tienen fallas notables: Jimmy Page es famosamente sentimental, Kirk Hammet tiene una técnica notoriamente de vibrato dudoso.

El punto es, ser un buen guitarrista significa ser emocionante, interesante, pasional y musical. No significa ser perfecto y, además, si realmente hubiese una receta infalible de un tamaño que se ajuste a todos para la perfección, todos seríamos virtuosos.

¡Pero no renuncies a tu régimen de práctica todavía! Solo porque no tengas que ser perfecto no significa que no necesitas trabajar en encontrar y expresar tu estilo, e incluso si no estás interesado en las disciplinas tradicionalmente "técnicas" del jazz, la música clásica y el metal fuerte (¡un trío más raro que este sería difícil de imaginar!), no significa que no te puedas beneficiar de tomar prestadas algunas de sus ideas.

Así que aquí vamos. Ninguna escala loca, ningún pythagorean gobbledegook. Garantizado.


1. Suéltate

Eliminar la tensión del cuerpo cuando tocas puede ayudarte a alcanzar una mejor fluidez, rapidez y precisión, pero la guitarra es un instrumento bastante físico y es natural que tendamos a desarrollar un fuerte agarre tanto en la púa como en el cuello. Estamos desempeñando movimientos no naturales y altamente demandantes físicamente, como si ya no lo supieras, y nuestras maneras instintivas de manejar esto son las exactas cosas que nos retienen.

Piensa en la manera en que un guitarrista principiante tenderá a hacer un puño tenso alrededor del cuello de manera que pueda sostener incluso un simple acorde. Lo que hacen cobra perfecto sentido - si quisieras sacar el agua de una esponja, la manera más eficiente es aplicar la fuerza requerida para hacer un puño alrededor - pero solo por el tiempo en que los músculos en la mano no hayan sido entrenados para la correcta cantidad de fuerza en las direcciones correctas. El principiante subestima la cantidad de fuerza requerida y, más importante, está enfocado altamente en hacer que las notas suenen, no en la movilidad.

En otras palabras, tratar de trabajar con, en vez de contra, nuestra propia fisiología realmente puede ayudarnos a desarrollar esa fácil gracia con el instrumento que es lo mejor de un realmente buen jugador.

Tan pronto como comencé a prestarle atención a la tensión muscular cuando tocaba guitarra, comencé a notarlo todo el tiempo. Por supuesto, tiene sentido que, si estamos más relajados en general, estaremos más relajados cuando juguemos.

Así que como un pequeño experimento, tómate un par de minutos ahora para encontrar tensión innecesaria en tu cuerpo. Empieza con tu cuello, después tus hombros, brazos y sigue trabajando bajando por tu cuerpo. Al menos que seas un aficionado al tai chi, estoy dispuesto a apostar que te sientes tenso por algo. Trata de entrar en el hábito de hacerte este pequeño chequeo a lo largo del día y, muy pronto, se convertirá de segunda naturaleza.

De igual manera, antes de que agarres la guitarra, tómate un momento de buscar tensión en tus hombros, brazos y dedos. Toma un momento para respirar lento y profundo por unos cuanto segundos, gira tu cabeza un poco, flexiona tus brazos y manos - lo que ayude a soltarte. Después, trata de tocar normalmente, y seguir chequeando para ver si se acumula algo de tensión, especialmente en tus hombros y brazos, y trata de minimizarla. Sigue chequeando mientras tocas y, gradualmente, deberías comenzar a internar el proceso y romper el hábito de tensarte.

Por más de una semana o algo así, deberías comenzar a sentirte mucho más liviano y comenzar a ver los beneficios de tu tocada.


2. Trata una Púa Diferente

Si eres algo parecido a mí, probablemente hayas estado usando la misma púa desde que comenzaste. Podrías incluso haber alcanzado un punto donde todo lo muy diferente a lo que estás acostumbrado hace que tocar sea una batalla.

Cuando comencé con la guitarra, pienso que compre tres o cuatro diferentes tipos y eventualmente me quedé con Jim Dunlop 1mm nylon. Me asombra que ni una vez en 14 años pensé en tratar algo más. ¿Pero por qué no? Si quieres lograr correr en un maratón o caminar en colinas, más pronto que tarde irás allá y encontrarás los zapatos correctos para el trabajo ya que la variedad a la que estás acostumbrado del calzado del día día probablemente no sea el mejor. De igual manera, en algún lado, existe la púa correcta para la manera en la que tocas guitarra ahora, no a cómo tocas como cuando empezaste.

Un par de años atrás, me dieron unos cuantos de esos enormes y triangulares Ultex plectra que, cuando primero los usé, se sintió como tratar de tocar la guitarra con un plato de picnic. En el proceso, noté cómo la nueva púa me forzó a adaptarme a mis hábitos con ellas, haciendo algunas cosas más fáciles de tocas y otras mucho más difíciles.

Experimenté un poco más, tratando cada púa en la que pude poner mis manos. Incluso intenté hacer una propia cortando una vieja tarjeta de débito usando una moneda a lo Brian May y Billy Gibbons. Todos tenían sus pros y contras, pero una cosa muy importante ocurrió: el proceso me hizo realmente analizar y adaptar mi técnica de la púa.

Me di cuenta que, aunque era de segunda naturaleza y cómodo, mis hábitos existentes no eran necesariamente óptimos. Comencé a entender por qué luchaba contra algunas cosas en el pasado y vi cómo mejorar, y también aprendí bastante sobre cómo las formas y los materiales hacen los sonidos que me gustan.

Así que, la próxima vez que estés en Dick's Guitar World, por qué no golpeas esa pequeña bandeja de plástico en el counter y gastas el monto de una cerveza en muchos diferentes tipos de plectra. Cuando llegues a casa, trata de trabajar con cada una con una rutina corta de tus técnicas usuales - rasgueo, notas solas, arpegios, lo que tengas - y, como también sentir si algo se siente mejor, presta atención a cómo usarlas.


3. Chequea Tu Agarre

Así que la manera en que sostienes la púa tiene un gran impacto en lo que eres capaz de tocar y qué tan bien lo toques, y cambiar la púa es una gran manera de forzarte a reasignar tu técnica.

La mayoría de las personas sostienen la púa entre su pulgar y primer dedo. Otros usan el pulgar y los dos primeros dedos, pulgar y dedo medio, etc. Algunas personas plantan el lado de las palmas en el puente, otras anclan su dedo meñique en la cara de la guitarra. Todas estas aproximaciones tienen sus beneficios y retrasos y, según yo, en vez de tratar de encontrar y adoptar un estilo "correcto", lo ideal es desarrollar la flexibilidad para adoptar la técnica que mejor se ajuste a un escenario de toque dado.

Como hemos discutido, la tensión es el enemigo, así que sobre todas las cosas tenemos que quitar los hábitos que nos hacen tensarnos. Cuando nuestra mano de la púa se siente tensa, esto podría significar un par de cosas:

  • Sostener la púa lo suficientemente fuerte para que esté segura, no más. Si tienes problemas con "escapar" el plectro, trata de rasparlo con un cuchillo  afilado, o trata la "ayuda de agarre" de Gorilla Snot - un tipo de resina que aplicas a tus dedos para evitar que resbalen. Vale la pena notar, incidentemente, que si tratar un plectro no familiar, tu agarre es muchas veces una de las primeras cosas que presente un problema, pero usualmente será solo un problema transitorio. Es probable que, después de un par de semanas, tu agarre se haya ajustado y no necesites apoyarte en métodos creativos para mantener la púa en tu mano.
  • Evita la tendencia a "plantar" tu mano de la púa en la guitarra, y en vez desarrolla la habilidad de dejar que tu mano flote relativamente libre sobre las cuerdas, solo "anclar" cuando sea necesario. Al permitir que te "apoyes" en la guitarra, probablemente estarás introduciendo tensión no necesaria a tu brazo de la púa.

4. Chequea Tu Otro Agarre

¿Qué hay de la otra mano? Como ya hemos discutido, los principiantes tienden a agarrar el cuello bastante fuerte y, si nunca dejamos da hacer esto por completo, las probabilidades serán que estaremos impidiendo nuestra propia facilidad de movimiento a través del exceso de fuerza y la tensión muscular innecesaria.

Los guitarristas entrenados clásica o formalmente tienden a dejar la otra mano en una posición donde el pulgar esté puesto en el centro de la parte de atrás del cuello, con los dedos presionando más o menos de forma perpendicular en el diapasón. Podría ser incómodo y raro, especialmente comparado al agarre más comúnmente visto "blues" (el pulgar sobre la parte de arriba del cuello y los dedos presionando las cuerdas), pero realmente lleva más trabajo de precisión y movilidad.

Como antes, sin embargo, cada agarre tiene sus atracciones y detracciones y, para aplicaciones típicas, aprender a tener ambas en el kit de herramientas es tiempo bien gastado. Para mí, lo ideal es usar la menor cantidad de fuerza y tener la menor cantidad de piel en contacto con el cuello mientras sea posible para cualquier tarea dada, porque hacer esto asegura una mayor facilidad de movimiento, y minimiza la tensión.

Obviamente, una posición clásica de estilo no hará el truco para flexionar las cuerdas - no puedes aplicar la fuerza requerida en la dirección requerida - pero, igualmente, el agarre de blues no es ideal para un toque con ritmo ágil, porque estarás aplicando demasiada tensión de la manera incorrecta, y la mayoría de tu mano estará en contacto con el cuello.

Así que trata de hacer los ejercicios lentamente - quizás algún acorde típico cambie, algunas líneas de notas solas, algún solo azulado - y presta atención a la posición de ambas manos y el agarre. Busca la tensión, exceso de fuerza y ángulos incómodos y trata de minimizarlos. Probablemente encuentres lo que necesitas y necesites ajustar cómo te sientas con la guitarra, o, si tiendes a pararte, la altura de tu guitarra en la cinta. No te preocupes, sin embargo, los gustos de Tom Morrello y Ben Weinmean han hecho que puedas ponerte tu guitarra en la cadera de tu pecho.


5. Cambia Tu Programa

¿Cómo practicas normalmente? ¿Ttienes un programa ya establecido de entrenamiento, piezas del set y técnicas en las que trabajar, o solo tocas junto a tus canciones favoritas y paras aquí y allí para trabajar en algunos de los pedazos más difíciles?

De cualquier manera, es fácil quedarse estancado en una rutina y desarrollar algún tipo de visión de túnel sobre tu forma de tocar, así que hacer algo para interrumpir tu rutina usual y tratar nuevas cosas, incluso solo por un par de días, puede ayudar a refrescar las cosas.

Generalmente, la mejor aproximación a practicar es simplemente saber lo que quieres alcanzar y dedicarle tiempo a esto regularmente. Mientras te mantengas enfocado en alcanzar una meta específica, así sea por 20 o 30 minutos todos los días, deberías ver una mejora constante. Más importante que esto, sin embargo, es que tu práctica sea divertida: hacer lo misma cosa aburrida todos los días cansa, sea ejecutar escalar o tocar Highway to Hell y Whole Lotta Love, y si no estás completamente inmerso por la actividad, no aprenderás nada.

Así que por qué no escoger una actividad a la que no estés acostumbrado - cualquier cosa desde aprender tu escala mayor por todo el cuello hasta aprender a tocar junto a tu canción favorita desde el comienzo hasta el final - ¿y dale 30 minutos al día por semana? Lo que hagas depende de lo que estés acostumbrado, ya que el punto es tener un cambio, pero si estás atascado por ideas, trata investigar en los foros de guitarras y encontrar cómo otros gastan su tiempo de práctica. Sea lo que sea que hagas, ya que es nuevo para ti, úsalo como una oportunidad para relajarte, bajar la velocidad y prestar atención a cómo estás interactuando con tu guitarra.

Personalmente, estoy dentro del campamento de tocar junto a las canciones, y siempre me ha parecido difícil comprometerme con la comparativamente seca práctica de aprender escalar, ejercicios y más. Cuando me sentí atascado en una rutina, decidí aprender escalas por todo el cuello al tocar bloqueando la parte superior de las pistas de respaldo en la función de GarageBand Magic GarageBand. Hacer esto le dio vida a las escalas e hizo que usarlas se sintiera mucho más como si tocara mi rutina usual, es decir, ¡tocar!


Empaca

Espero que hayan algunas ideas allí que te puedan ayudar a volver a pensar sobre tu aproximación a la guitarra desde un principio básico de trabajar con tu cuerpo, en vez de luchar contra él. Como todo, toma tiempo, así que no tomes mucho de ellos de una sola vez, y divide las cosas en paquetes manejables.

Si realmente estás interesado en el detalle de cómo la fisiología humana y la guitarra se relacionan entre sí, recomiendo el sitio de Contacting the Guitar, el cual tiene información fascinante, a veces, y digna de ser leída sobre los músculos y nervios de los que usamos (o abusamos) mientras tocamos.

¡Feliz día de tocar!

Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Looking for something to help kick start your next project?
Envato Market has a range of items for sale to help get you started.