Advertisement
  1. Music & Audio
  2. Piano

Tocada de piano que cualquier baterista respetará: Parte 2

by
Read Time:7 minsLanguages:

Spanish (Español) translation by Juliana Carvajal (you can also view the original English article)

Tocar el piano como un baterista no es fácil. No sucede simplemente. Para convertirte en un equipo eficaz y satisfactorio, es necesario que comprendas algunas cosas muy básicas.

Por ejemplo, debes comprender qué es el ritmo y cómo lo determinan las diferentes partes del ritmo. También necesitas comprender algunas cosas sobre las partes centrales de una batería y el papel que desempeñan en el establecimiento del ritmo.

Ese fue el tema de la primera parte de esta serie. Si aún no lo has hecho, léelo antes de continuar con este tutorial.

La primera parte fue solo conocimiento. Ahora voy a poner en práctica ese conocimiento. En este tutorial te enseñaré a tocar el piano para que encaje en el ritmo.

Encuentro útil pensar en tres opciones diferentes:

  1. Reflejando
  2. Complementando, y
  3. Contribuyendo

Usando los mismos surcos de la primera parte, descomprimiré cada opción y daré ejemplos.

1. Reflejo

Reflejar es simplemente imitar o combinar. Cuando optas por esta táctica, busca que el piano suene como la batería. Una fórmula simplista para esto sería hacer que tu mano izquierda imite el bombo y tu mano derecha imite el tambor.

Aquí hay unos ejemplos. Nuevamente, estoy usando los mismos ritmos de la primera parte.

Ritmo de tambor simple

Ejemplos de duplicación

Fíjate que he hecho exactamente lo que sugerí: mi mano izquierda está tocando con el bombo, la mano derecha con el tambor.

Este tipo de interpretación no suena muy bien en este ejemplo pero, dependiendo del ritmo, puede sonar realmente genial. Oirás eso en algunos de los otros ejemplos.

Aquí, la mano derecha coincide con la sensación de negra recta del ritmo de la batería. Súper simple, pero tiene un agradable sonido completo y sólido.

Batido de batería complejo A

Ejemplos de duplicación

Otro ejemplo de la mano izquierda siguiendo el ejemplo del bombo y la mano derecha del tambor.

La misma idea, pero agregar acordes en el tiempo hacia abajo hace que el ritmo suene más completo.

Ritmo de batería complejo B

Ejemplos de duplicación

Aquí solo estoy tocando los acordes cuando suena el bombo. Esta es una de mis técnicas favoritas. Poner tanto énfasis en lo que toca el bombo añade mucha potencia al ritmo.

Ritmo de batería complejo C

Ejemplos de duplicación

Este ejemplo es muy divertido. Mi meñique en la nota de Do alta imita el charles y los acordes coinciden con los de la caja.

La duplicación es un concepto muy simple y uno pensaría que haría que las partes fueran realmente fáciles de tocar. Muchas veces ese es el caso. Pero a veces puede prestarse a algunas partes realmente interesantes que son realmente difíciles de tocar.

2. Complemento

Hacer un complemento es muy similar a reflejar. De hecho, si quieres usar esta estrategia, te sugiero que empieces imitando al baterista y luego descubras una cosa para diferenciar el piano de la batería.

Eso es esencialmente lo que es esta opción: es una parte que coincide con la parte del baterista pero ofrece algo diferente, algo que se suma al ritmo.

Algunos estilos de fórmulas para hacer esto serían encontrar pequeñas formas de simplificar o complicar los ritmos. O puedes expresar tus acordes de una manera que comuniques una sensación (dinámica) diferente a la del baterista.

Usando los mismos ritmos que antes, te daré ejemplos de estas tres fórmulas diferentes.

Ritmo de tambor simple

Aquí estoy simplificando los ritmos. Estoy tocando un ritmo similar al que hice cuando estaba reflejando, pero ahora he eliminado algunos de los acordes. Estoy agregando espacio, que puede ser una herramienta musical extremadamente efectiva.

Aquí estoy agregando ritmos. El ritmo de batería simple es un ritmo de negra sencillo, así que me aseguré de que todo lo que agregara fuera simple y no sincopado. Eso aseguró que no cambiara el ritmo cuando agregué más notas.

El ritmo simple es fuerte y ruidoso, así que toqué algo abierto y bonito. El contraste puede ser realmente agradable.

Batido de batería complejo A

Nuevamente, hacer coincidir diferentes partes que el baterista está tocando (duplicando), pero eliminando muchas cosas en el medio. El espacio simplifica el ritmo y abre mucho más espacio para que lo llenen otros instrumentistas de la banda o incluso el cantante.

Lo que me gusta de este ritmo de batería es el énfasis que naturalmente pone en el tiempo cuatro. Entonces, en este ejemplo, lo acentué agregando algunos ritmos en la mano izquierda alrededor del último tiempo en cada compás.

Incluso cuando abres las cosas y tocas escasamente, debes asegurarte de que las notas individuales no se vuelvan rebeldes y se salgan del ritmo. Aquí verás que incluso las notas individuales coinciden con el ritmo del baterista.

Ritmo de batería complejo B

Ritmo de batería complejo C

Otro ejemplo realmente divertido para jugar. A medida que los ritmos de la batería se vuelven más complicados, intentar agregar un elemento rítmico se vuelve más difícil. Es por eso que en ritmos de batería como este, normalmente toco más ritmos basados ​​en notas medias y enteras. Agregar más solo hace que suene demasiado desordenado.

Pero en ocasiones tienes la oportunidad de hacerlo. Este ejemplo es uno de esos. Este sería un ritmo increíble para construir una canción.

3. Contribuir

Contribuir es agregar nuevas ideas al ritmo. Se ajusta a un ritmo diferente al proporcionado por el baterista de una manera que funciona.

Esta es la táctica más difícil porque requiere algunas cosas importantes:

  • Debes ser lo suficientemente valiente para pensar en una nueva idea.
  • Necesitas tener un oído bien desarrollado para saber si tu idea es buena. Eso viene solo con prueba y error
  • Debes tener líneas de comunicación abiertas con tu baterista para que puedan ofrecer comentarios libremente sobre la idea. El baterista es el mejor recurso para saber si tu idea es buena o no. Si el baterista se distrae con la idea, prueba con una nueva. Si el baterista se inspira en él, entonces hazlo.

La posibilidad de variedad a la hora de contribuir es infinita. Eso es lo que la convierte en la estrategia más emocionante. Aquí hay algunas ideas rápidas que se me ocurrieron para ayudarte a generar algunas ideas para ti.

Ritmo de tambor simple

Este ritmo altamente sincopado encaja muy bien en la parte superior del ritmo de batería súper simple. Un partido en el cielo.

Batido de batería complejo A

Igual que antes, cuando el ritmo del tambor es directo, lleno los huecos con síncopa. Cuando el ritmo del tambor se aleja del directo (alrededor del tiempo cuatro), retrocedo y dejo que los tambores tengan su momento para brillar.

Ritmo de batería complejo B

Agregar un ritmo diferente sobre el ritmo del baterista no siempre significa que el tuyo tenga que ser más complicado. A veces, el baterista tiene la parte elegante y tú la simple.

Otro divertido. Acabo de agregar una figura rítmica repetida que se sienta en la parte superior mientras mi mano izquierda coincide con el bombo.

Ritmo de batería complejo C

Encontrar mi propio surco para tocar en la parte superior de este ritmo ya complejo sin solo tocar notas completas fue complicado. Y podrías pensar que lo que se me ocurrió es molesto. Pero funciona y es divertido de tocar.

Conclusión

Este tutorial ha sido muy práctico y, aunque los conceptos son simples, el dominio de ellos requiere práctica.

Con el tiempo, tu oído se desarrollará más y se convertirá en una segunda naturaleza. Ni siquiera tendrás que pensar en ello. No te rindas.

Advertisement
Advertisement
Looking for something to help kick start your next project?
Envato Market has a range of items for sale to help get you started.